Tu Cuenta Bancaria Emocional

Lo más valioso e importante en la vida es nuestro capital emocional. Como seres sociales que somos, lo que nos proporciona verdadera riqueza son las inversiones emocionales que realizamos en nuestras relaciones cercanas.

Con el trato que le damos a las personas con las que nos relacionamos vamos haciendo depósitos o retiradas de fondos en nuestra cuenta bancaria emocional compartida.

Y de la misma forma que sucede con nuestras finanzas monetarias, si abusamos de nuestra cuenta emocional quedaremos endeudados con las personas que más nos importan. 

Por eso es bueno tener ‘un colchón’ en nuestra cuenta bancaria emocional invirtiendo en cultivar nuestras relaciones con los demás de manera que siempre tengamos un saldo positivo. 

No con intención de cobrarlo algún día, sino como filosofía de vida, aplicando la “Regla de Oro” de hacer a los demás lo que nos gustaría que nos hicieran a nosotros.

Y aunque en el mundo digital de hoy pueda ser más complicado, nada podrá sustituir el valor de la proximidad y las relaciones cara a cara en nuestros depósitos bancarios emocionales.

RINCÓN DEL COACH

– Piensa en maneras de realizar inversiones en las cuentas bancarias emocionales de las personas que más te importan.

– Esos ‘depósitos’ de capital emocional no tienen que ser costosos ni complicados, de hecho cuanto más simples y humanos mejor😉

* Imagen Alexas_Fotos

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

¡Desata tu Rendimiento!

Recibe pequeñas dosis de Salud Integral, Psicología Práctica y Rendimiento Humano para mejorar tu vida. Sin Spam.

Ir arriba