Imaginación Heroica

Soy admirador de Philip Zimbardo, psicólogo social que ha estudiado las causas de la maldad en el ser humano y para mí es un sabio de la vida.

En su libro “El efecto lucifer” expone que el contexto y el entorno que rodea a una persona puede hacer que alguien bueno llegue a cometer actos malvados. 

Según Zimbardo, para hacer el bien es necesario un esfuerzo inicial, o al menos un acto de conciencia. 

Mientras que para ser un perpetrador del mal es suficiente con dejarse llevar (por la masa) y caer en el “mal de la inacción”. Que es no hacer nada cuando vemos que se está cometiendo una injusticia.

Por eso Zimbardo fundó el “Heroic Imagination Project”. Una ONG que se dedica a investigar y educar a las personas para que actúen de maneras más heroicas. 

Su filosofía es que podemos entrenarnos en “Imaginación Heroica” para contrarrestar la “imaginación hostil” que parece dominar en estos días.

Una parte de su trabajo se centra en alentar a niños y adolescentes a ser más heroicos en su día a día promoviendo la imaginación heroica en las escuelas.

Para él un héroe es una  persona normal cuyas acciones sociales son extraordinarias y actúa mientras otros se quedan parados. 

El entrenamiento heroico consiste en que cada día realices de manera consciente algún acto de amabilidad, cuidado o compasión, haciendo el mundo mejor para las personas que te rodean.

De esta manera consigues que las personas se sientan respetadas y valoradas.

BONUS

Tienes tres opciones de comportamiento (de menor a mayor Humanidad):

  • Eres perpetrador de actos malvados.
  • Eres culpable de inacción pasiva.
  • Das un paso adelante y actúas como un Héroe.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

¡Desata tu Rendimiento!

Recibe pequeñas dosis de Salud Integral, Psicología Práctica y Rendimiento Humano para mejorar tu vida. Sin Spam.

Ir arriba