Conocer el Desenlace

Hace más de 20 años al escritor Juan Manuel de Prada le robaron el ordenador con la única copia de su nuevo manuscrito, con lo que perdió todo lo que había escrito.

Cuando le preguntaron si volvería a escribir el libro dio una respuesta, en mi opinión, épica: dijo que no lo haría porque era una trama muy compleja y porque no podía escribir conociendo el desenlace de la historia. 

Y me parece muy gráfico por dos motivos. 

1) Lo que diferencia el acto creativo de uno mecánico es que tiene que haber sorpresa, incertidumbre e incluso algo de riesgo (artístico) para el creador.

2) Es una metáfora aplicable perfectamente a la vida humana.

Aunque sabemos que nuestra vida acabará con la muerte, desconocemos el cuándo y el cómo. 

Y eso le da incertidumbre y una cierta tensión (¿vital?, ¿creativa?) a nuestros días, que los hace palpitar y los hace vibrantes.

Sin embargo, queremos certezas y conocer de antemano el resultado que tendrán las cosas. 

Sin darnos cuenta de que en nuestra búsqueda de seguridad renunciamos a la sorpresa del descubrimiento y a la satisfacción de haber creado algo nuevo y desconocido antes de iniciar un proyecto.

Porque el ‘forcejeo’ que aparece en cualquier propósito con el que nos comprometemos es precisamente lo que le da sentido a esta experiencia humana y hace que tengamos una vida inspirada.

BONUS

– Busca protagonizar historias de las que desconozcas el desenlace (¡son las mejores!)

– Cultiva la ‘sorpresa creativa’ en tus proyectos, es lo que le da inspiración a la vida.

*Imagen Michitogo 

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

¡Desata tu Rendimiento!

Recibe pequeñas dosis de Salud Integral, Psicología Práctica y Rendimiento Humano para mejorar tu vida. Sin Spam.

Ir arriba