Crear

La vida es un acto de creación continua e inagotable. 

Un acto creativo, por sencillo o minúsculo que sea, supone un triunfo del espíritu humano.

Cada acto creativo provoca un cambio en la fibra de la realidad, que tiene que ampliarse y expandirse para hacer espacio a la nueva creación.

Además expande las capacidades de nuestro cerebro, amplía y fortalece nuestras conexiones neuronales y nos abre al maravilloso mundo de posibilidades que es la esencia de la creatividad humana.

Cuando un niño empieza en la escuela tiene niveles de creatividad muy elevados, pero al terminar su ciclo escolar sus niveles han descendido alarmantemente. 

La escuela no fomenta la creatividad y existe el mito de los genios creativos tocados mágicamente por la inspiración, que nos consideramos incapaces de imitar como ‘meros mortales’.

Crear es, en palabras de José Antonio Marina, “hacer que algo de valor que antes no existía, exista”.

Sucede que muchas veces no nos damos cuenta del poder creador que llevamos dentro y por eso no lo empleamos conscientemente. 

Olvidamos que cada uno de nosotros, con nuestras decisiones u omisiones, creamos nuestras relaciones, nuestros hábitos, nuestro cuerpo, nuestra biografía,….

De esta manera podemos ver que nuestro mayor campo de creación es nuestra vida, el día a día.

La creación no se da cuando las circunstancias son perfectas. La creación surge a pesar de las dificultades y especialmente ante las limitaciones y los obstáculos.

Cada vez que creas algo bueno, haces que el un mundo se ensanche, que sea un lugar mejor, más humano.

BONUS

– El mundo está esperando tus actos creativos, ahora es tu turno.

– ¿Qué mundos, vidas, relaciones, posibilidades, sueños vas a crear TÚ?

*Imagen Arek Socha 

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

¡Desata tu Rendimiento!

Recibe pequeñas dosis de Salud Integral, Psicología Práctica y Rendimiento Humano para mejorar tu vida. Sin Spam.

Ir arriba