Duros de Pelar

Siempre me ha sorprendido una historia sobre el hundimiento de naves de la marina inglesa en la Segunda Guerra Mundial, en las heladas aguas del mar del Norte.

Resulta que casi todos los supervivientes resultaron ser personas mayores de 40 años. Mientras que los marineros más jóvenes, de veinte y treinta años y en mejores condiciones físicas, morían ahogados antes de que llegase ayuda para rescatarlos.

Kurt Hahn analizó el suceso y llegó a la conclusión de que los mayores sobrevivían porque estaban acostumbrados a sufrir penurias y dificultades en sus vidas, lo que les ayudaba a hacer frente a retos y situaciones extremas.

En el caso de los marinos más jóvenes, al no haber estado expuestos ni haber superado adversidades, se abandonaban antes y por eso morían.

Esto demuestra la importancia de nuestras narrativas personales sobre el dolor para interpretar nuestras experiencias y para crear expectativas positivas que nos permitan encarar los momentos duros que se nos presentan con más opciones de éxito.

BONUS

– Podemos aprovechar e interpretar los momentos duros por los que pasamos como una preparación/entrenamiento para los imprevistos que se nos presentarán en nuestro camino.

– ¡Y cumplir años también tiene sus ventajas!

*Imagen WikiImages

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

¡Desata tu Rendimiento!

Recibe pequeñas dosis de Salud Integral, Psicología Práctica y Rendimiento Humano para mejorar tu vida. Sin Spam.

Ir arriba