Expresa(TE)

El escritor Enrique Vila Matas habla en sus novelas de la dificultad de no ser nadie. Yo también añadiría la imposibilidad de no ser nadie.

Porque por el hecho de estar vivos, somos (alguien). Sin embargo, muchas veces renunciamos a expresarlo y a expresarnos.

No decimos lo que pensamos ni pedimos lo que queremos ni hacemos lo que deseamos. 

Y con esas pequeñas renuncias nos alejamos de nuestra esencia, de quién realmente somos, convirtiéndonos en una sombra de nosotros mismos.

Pero esto tiene un coste, porque vivir una mentira de lo que somos nos sale caro.

Las consecuencias obvias son para nuestra salud mental y física, que pueden derivar en dolencias psicosomáticas.

Y también tiene consecuencias a nivel social, porque si tratamos con alguien que no es realmente como creemos que es, ¿con quién nos estamos relacionando?

Lo paradójico es que solo expresando lo que verdaderamente somos podemos sentirnos plenos y tener una experiencia de vida satisfactoria.

En cada uno está el poder de darse permiso para ser su versión más genuina e inspirada. Retomando la posesión de la palabra para decir lo que sentimos y para pedir lo que queremos.

BONUS

– ¿Dónde te estás escondiendo?

– ¿Cómo puedes expresar(TE) más?

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

¡Desata tu Rendimiento!

Recibe pequeñas dosis de Salud Integral, Psicología Práctica y Rendimiento Humano para mejorar tu vida. Sin Spam.

Ir arriba