Responsabilidad Personal (de Brillar)

Llega un momento en la vida de cada persona en que tiene que asumir que nadie vendrá a rescatarla ni nadie hará las cosas que uno tiene que hacer por sí mismo.

Aunque sigue habiendo quien pretende retrasar más y más ese momento, comportándose infantilmente sin llegar a asumir ninguna responsabilidad personal. 

Es una estrategia poco efectiva porque nos deja en una actitud pasiva, sin ningún poder sobre nuestras circunstancias.

Y cuando no se obtienen los resultados deseados se buscan culpables o excusas externas que no resuelven nada porque se trata de la decisión interna de agarrar las riendas de nuestro destino con nuestras propias manos. 

Aceptando nuestra responsabilidad personal en lo que nos sucede.

También llega la hora en la que debemos reconocer todo nuestro poder personal y asumir la responsabilidad de expresar y desarrollar todos nuestros talentos y fortalezas. 

Algo que nadie puede hacer por nosotros.

Desperdiciando las habilidades innatas que tenemos nos hacemos un flaco favor a nosotros mismos (¡y a la humanidad!).

¿Sino qué otro sentido pueden tener nuestros talentos y nuestra vida si no es para emplearlos y hacerlos brillar en toda su intensidad?

RINCÓN DEL COACH

– Deja de esperar para hacer brillar tus habilidades.

– Y aquello que quieres hacer desde hace tiempo, pero que siempre aplazas: ¡Hazlo ya!

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

¡Desata tu Rendimiento!

Recibe pequeñas dosis de Salud Integral, Psicología Práctica y Rendimiento Humano para mejorar tu vida. Sin Spam.

Ir arriba