Solos

Se da la paradoja de que en la sociedad más (hiper)conectada de la historia como es la actual, cada vez hay más personas solas. 

Con una población cada vez más envejecida la soledad de las personas mayores va en aumento y muchas mueren solas después de perder contacto con la sociedad.

A eso hay que sumarle que ahora una parte de las personas jóvenes tampoco tienen muchas interacciones personales fuera de su ambiente profesional. Y en algunos casos no cruzan palabra con ninguna persona desde que salen del trabajo el viernes hasta que vuelven el lunes por la mañana.

Luego hay un tercer grupo, igual de preocupante, que se siente solo RODEADO de personas. Incapaz de relacionarse ni comunicarse con sus personas cercanas.

Hay que diferenciar entre estar solo y sentirse solo. Porque es muy diferente dedicar tiempo a estar con uno mismo, que estar aislado de otros cuando no es por elección propia.

Es importante aprender a estar solos para conocernos mejor a nosotros mismos, pero nuestra esencia (humana) es SOCIAL: nos creamos y crecemos como individuos a partir de nuestras interacciones con otros, sobre todo en persona, cara a cara.

Reconozco que a veces me cuesta salir de mi burbuja mental después de enfrascarme en algún proyecto o aprendizaje. Por eso me he propuesto como objetivo abrirme (un poco) más. 

BONUS

– Pasa tiempo solo para descubrir la persona que eres.

– Acostúmbrate a hablar con extraños, nunca sabes cuánto llevan sin hablar con alguien. 

– Piensa que todas las personas que conoces fueron un día desconocidos.

* Imagen Engin Akyurt

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

¡Desata tu Rendimiento!

Recibe pequeñas dosis de Salud Integral, Psicología Práctica y Rendimiento Humano para mejorar tu vida. Sin Spam.

Ir arriba